Estudio Plaza Fabini No hay comentarios

El gobierno prevé que esta modalidad de pago presencial por smartphone se extienda entre los
consumidores
Hace cinco años que la ley de Inclusión Financiera estableció una rebaja permanente de 2
puntos de IVA para los pagos que se realizan con medios electrónicos, como tarjetas de
débito, tarjetas prepagas, débitos automáticos y otros pagos electrónicos realizados a través
de cajeros automáticos, teléfonos celulares, o por internet, con fondos almacenados en
cuentas bancarias o en instrumentos de dinero electrónico.
En enero de 2017 se incorporó una rebaja adicional de 2 puntos de IVA para todas las
operaciones con tarjeta de débito o instrumentos de dinero electrónico que no superen las
4.000 UI (unos $ 16.800 ). Así el beneficio pasó a ser una reducción total de 4 puntos de IVA.
Ahora un nuevo decreto emitido por el Poder Ejecutivo establece que la reducción adicional de
dos puntos de IVA se aplicará a los «pagos presenciales» que utilicen tarjetas de débito, dinero
electrónico o que se hagan a través de un teléfono celular o por internet.
¿Esto implica un recorte de beneficios para las compras online que se realizan en comercios
locales? La respuesta es no. Las operaciones por este canal tienen un beneficio de dos puntos
de IVA cuando se paga con medios electrónicos que funcionan de modo similar al pago
contado.
En diálogo con El Observador, el coordinador del Área de Inclusión Financiera del Ministerio de
Economía y Finanzas, Martín Vallcorba explicó que el beneficio adicional de dos puntos
siempre fue para pagos presenciales. En las redacciones anteriores esto no se explicitaba
porque no se podían hacer pagos online con tarjeta de débito. Recién ahora se empezaron a
admitir de manera gradual en algunos casos (en tarjetas Visa, no así en Maestro).

¿Por qué el nuevo decreto?

Según el funcionario, el objetivo es admitir que la rebaja de cuatro puntos de IVA también se
aplique para pagos presenciales con código QR. “Es lo que se viene y con fuerza”, armó.
Es por ello que la nueva redacción incluye la referencia a pagos a través de teléfonos celulares.
“Al incluir los celulares y las aplicaciones, era necesario explicitar que era solo para pagos
presenciales y no para pagos online, y de paso se explicitó también para las tarjetas de débito”,
explicó Vallcorba.
En Uruguay ya son varios los comercios que aceptan pagos QR. Los códigos QR (Quick
Respons) son un código de barras de forma cuadrada que almacena datos. Esto permite pagar
desde el teléfono escaneando el código asociado al comercio y cargando el pago a una
cuenta.

Hábito consolidado

El hábito de pago con medios electrónicos parece consolidad más allá del fuerte impulso que
han dado los incentivos fiscales. El incremento en los montos y en la cantidad de
transacciones con tarjeta de débito se siguió dando de forma ininterrumpida aun cuando la
rebaja de IVA se redujo en agosto de 2015 y de 2016. En 2014 durante el primer año de
implementación de la ley el beneficio era de 4 puntos, luego pasó a 3 puntos y después a 2
puntos. En enero de 2017 se volvió al descuento de 4 puntos.
La ley contempla el descuento de dos puntos, y los otros dos adicionales son una facultad del
Poder Ejecutivo que puede cambiar por decreto. En esta administración de gobierno no está en
consideración hacer modificaciones. La devolución de IVA significa una resignación de unos
US$ 90 millones anuales actualmente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *