Rodrigo Viana Hahn No hay comentarios

El salario mínimo nacional pasará de $ 15.000 a $ 15.650 y el aumento de la pasividad mínima será de $ 12.150 a $ 12.462.

En el caso del trabajo doméstico, el aumento del salario mínimo es de un 3,75% y, para los salarios que no superen las 44 horas semanales, subirá un 4,79%.

En mayo el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, anunció que a partir de enero de 2020 el gobierno decidió que llevara el sueldo mínimo a $ 16.300.

Respecto a las jubilaciones, Murro destacó que la prestación mínima se multiplicó por tres en términos reales en los últimos 12 años. El gobierno ha tenido como política aparte del ajuste obligatorio de las jubilación mínima de enero, hacer otro a mitad de año.

La Organización Nacional Jubilados y Pensionistas (Onajpu) mantiene hace tiempo un reclamo por lo bajo de esa pasividad, que reciben unas 130.000 personas. El director del Banco de Previsión Social (BPS) por los pasivos, Sixto Amaro, dijo hace unos meses a El País que reconocían los avances, pero “simplemente preguntamos quién puede vivir con ese dinero por mes, y la respuesta cae por su propio peso”.

Murro realizó los anuncios tras la firma de un convenio entre el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) y el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) para renovar los cursos de capacitación en el sector. Estos se centran en temas específicos de la labor lanera como el trabajo con máquinas de esquila, la clasificación de lanas, el adiestramiento de perros pastores y la inseminación artificial. En nueve años ya se han capacitado 8.000 personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *