Estudio Plaza Fabini No hay comentarios

El beneficio alcanza a las empresas que reincorporen trabajadores amparados al subsidio por desempleo o que contraten nuevos empleados.

El Banco de Previsión Social se encuentra implementando el otorgamiento de un aporte determinado por el Poder Ejecutivo para las empresas que, entre el 1 de julio y el 30 de setiembre de 2020, reintegren a aquellos trabajadores amparados al subsidio por desempleo por la causal de suspensión total o incorporen nuevos trabajadores.

El aporte consiste en un monto mensual de 5.000 pesos no reembolsable, por el término de tres meses, por cada trabajador que la empresa reincorpore o contrate. Los trabajadores reintegrados deberán haber estado cobrando la prestación por desempleo al 31 de mayo de 2020.

Este monto también estará disponible para las empresas que contraten nuevos trabajadores, siempre que no registren empleados en el subsidio por desempleo al 31 de mayo de 2020 por cualquier causal.

Una vez realizados los controles correspondientes, este incentivo quedará habilitado en forma automática para ser utilizado en la cancelación de futuras obligaciones tributarias con el BPS, sin necesidad de que la empresa realice gestión alguna.

El derecho a percibir el beneficio cesará si la empresa registra nuevos trabajadores amparados al subsidio por desempleo bajo cualquier modalidad con vigencia posterior al 1º de julio.

Este aporte no será acumulable con cualquier prestación, subsidio o exoneración tributaria vinculada al fomento del empleo y relacionada con el trabajador reintegrado o incorporado, como por ejemplo los subsidios por contrato de personas jóvenes o mayores de 45 años.

Ingrese por mas información a : bps.gub.uy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *