Estudio Plaza Fabini No hay comentarios

GOBIERNO BAJÓ REQUISITOS PARA QUE GRANDES OBRAS ACCEDAN A BENEFICIOS FISCALES.

A través de un decreto se fijaron las reglas para las exoneraciones, que pueden variar entre 20% y 40% de IRAE, siempre que la inversión sea superior a US$ 6,4 millones. El esquema de beneficios para grandes obras ya fue utilizado por el gobierno anterior, que anunció en 2016 exoneraciones de impuestos y tasas a la importación de equipos, máquinas y materiales destinados a la obra civil y una rebaja de entre 20% y 30% —a más monto invertido mayores beneficios— del Impuesto a la Renta de las Actividades Empresariales (IRAE). El reciente decreto establece una nueva definición para las grandes obras que pueden acceder a las exoneraciones. Para los proyectos nuevos, el límite es que tengan un valor en obra civil y bienes muebles destinados a las áreas de uso común superior a 60 millones de Unidades Indexadas (UI) —unos US$ 6,4 millones—.

También esto aplica para las obras ya en curso en las que falte ejecutar al menos ese monto de la inversión. (El País)